Comenzamos la Cuaresma, y durante este tiempo queremos sentirnos limpios, y sobre todo queremos oler como Jesús.

El miércoles de ceniza los alumnos de infantil no juntamos en la capilla para recordar este olor.

Con un poco de colonia en las manos, la olimos, y nos huelen a Jesús. Pasamos las manos por nuestra frente para pensar como él, después las pasamos por nuestro corazón para sentir como Jesús, por los labios para hablar como él, por los ojos para ver como Jesús y por las orejas para escuchar como hacia él.

JESÚS ENSEÑANOS A SER COMO TÚ