Moli decidió que su primer viaje para comenzar el curso de 4 años era visitar a los maoríes de las islas de Nueva Zelanda.

Todos le hemos querido acompañar en este fascinante viaje donde conocimos a Tumu un niño maorí y a su familia, bailamos el Kapa Haka, conocimos a los kiwis unos pájaros sin alas y ciegos que son la mascota del país, vimos como se tatuaban para otorgar autoridad y asustar al enemigo y para terminar  nos saludamos como ellos frotándonos la nariz y la frente.

Un saludo Maorí de Moli y todos los niños de la clase de la señorita María.