Nuba nos ha dejado una sorpresa en la clase.

Cuando llegamos había un regalo en la alfombra, y no sabíamos muy bien lo que era…

¡Qué sorpresa!

Marta, nuestra profesora en prácticas, nos ayudo a abrirlo y a descubrir que había en su interior.

Al abrirlo pensamos que era una manzana lo que había dentro… pero no era así…  

¡¡Había una granada!!

No sabíamos que era, pero la abrimos, la desgranamos, la tocamos, la olimos y al final la probamos.

Estaba muy rica. Así que fuimos a compartirlo con los niños de 4 y 5 años.

¡Gracias Nuba por enseñarnos cosas nuevas!